Monday 09 de December 2019

Compartir

Ante una práctica reprochable

4 noviembre, 2019

Periodista Fremio Ortiz.

Por Fremio Ortiz
Decano de la Comunicación Ocoeña

Con estas palpitaciones reiniciamos a través de ElOcoeño.com, esta sección donde daremos a conocer nuestras inquietudes en relación a diferentes temas que concitan la atención de los munícipes de esta provincia.

Partiendo de la premisa de que los periódicos digitales ElOcoeño.com y El Ocoeño impreso y los programas de televisión, donde participamos no publican videos ni fotografías de accidentados, animales mutilados, informaciones sin confirmar su veracidad, ni de personas postradas, nos sentimos autorizados tanto quien suscribe como el Lic. Freddy Ortiz Pujols, para criticar el hecho de que en la redes sociales y la televisión de esta localidad, se presentan las imágenes de fallecidos, etc, lo cual no habla bien de los que son reincidentes en esa negativa actividad.

En diversas ocasiones, nos hemos referido a esa actitud insensata de “comunicadores” que buscan obtener vigencia de esa manera no importando, si afecta a familias de cualquier estrato social.

En ese tenor, debemos destacar que precisamente ya fue aprobada una ley en el Congreso Nacional que se refiere a ese particular y que establece  sanciones drásticas para los desaprensivos que insisten en esa labor perniciosa para la colectividad.

Estamos  conteste en que hay que respetar la intimidad y la dignidad humana, pues de lo contrario, lo que procede es un escarmiento ejemplarizador.

Esto lo traemos a colación a propósito del infausto e inesperado deceso del distinguido y apreciado amigo, Lic. José Eliseo Pérez Medina (Checheo).

En un pueblo noble y hospitalario como San José de Ocoa, donde uno de sus hijos más destacados, miembro de una reconocida y reputada familia, pierde la vida en un lamentable accidente de tránsito (como le puede ocurrir a cualquier ciudadano, ya que como decía el pensador Terencio: “Nada humano nos es ajeno”, lo cual motivó una gran consternación en la comunidad, el que el ayuntamiento local por disposición del Lic. Aneudy Ortiz Sajiún y el Concejo de Regidores declararon dos días de duelo municipal, y que en las honras fúnebres estaban presentes el presidente de la Suprema Corte de Justicia, doctor Luis Henry Molina, el senador Lic. Pedro Alegria, decenas de jueces, fiscales, abogados, y empleados del Poder Judicial de distintos puntos del país, personalidades, representantes de todos los sectores ocoeños que asistieron a la funeraria Sánchez, el Palacio de Justicia, el templo católico, (donde se ofició una misa de cuerpo presente) y el cementerio de esta ciudad.

No solo se trata de una actitud rechazada por las personas prudentes, sino que es a todas luces “ridícula”, en vista de que a un hecho de esa naturaleza nadie puede restarle solemnidad ni crédito al dolor que embarga a su esposa Mabel, su hija Ana Bella (amiga entrañable y compañera de estudios de nuestra nieta Shayne Chalas Ortiz, los demás hijos, su madre Lola, viuda Pérez, hermanos, otros familiares y relacionados.

También hay que recordar que el occiso juez de atención permanente de San Cristóbal, era hijo del conocido abogado doctor  Juan Gregorio Pérez y nieto del doctor Romero Pérez Montes de  Oca, tronco de una familia de abogados, y sobrino del doctor Proscopio Pérez.

Y pensar que “ciertos elementos” que pretenden dañar imágenes y reputaciones con esas acciones, no asisten a misa ni siquiera dicen presencia en la mayoría de actividades donde no están los políticos, ni mucho menos se interesan en escuchar a sus conciudadanos, como en este caso lo hicieron Alegría Soto, Lic. Alfredo Arias, y el agrónomo Geovanny Arias, quienes ponderaron la trayectoria y el legado de Pérez Medina.

¡Qué pena nos da!                

Comentarios de Facebook

Compartir