Tuesday 19 de October 2021
banner header too PUNTA CATALINA

Compartir

Entre Don Cibao y la gobernadora Oliva Castillo

12 octubre, 2021

Por Omar Ureña

Oriundo de la región del Cibao, de profesión chofer con más de 60 años brindando ese servicio en diversas comunidades montañosas de Ocoa, con 81 años a cuesta, Liberato Fernández Fernández cariñosamente don Cibao, es un humilde hombre que ha dejado sus fuerzas brindando lo mejor de sí a través de un guía.

En días pasados, paradojas de la vida, venía caminando desde el municipio de Rancho Arriba esperando el favor de que alguien lo transportara hacía el municipio cabecera y apareció ese alguien llamado Alcedo de los Santos, actual alcalde de Rancho Arriba.

En el trayecto de Rancho Arriba- Ocoa se establece un diálogo entre el ejecutivo municipal y don Cibao, que da pie al origen de esta historia digna de ser conocida.

Cibao, según sus anécdotas saca por primera vez una licencia de conducir en el año 1951 en plena era de Trujillo, oficio que sirvió de sustento para mantener con decoro a su familia a través de los años.

En la conversación que se desarrolla en el vehículo, don Cibao habla de su preferencia politica y establece que es un fiel seguidor del partido en el poder, que su familia al igual que él han sido seguidores fieles a esa ideologia partidaria.

Cuenta Alcedo de los Santos que el longevo chofer de Jeep Land Rover, tenía el deseo de conocer a la representante del Poder Ejecutivo en esta provincia, la gobernadora Oliva Castillo Aguasvivas, deseo que fue cumplido de inmediato, porque fue llevado hasta allí en ese mismo momento.

Ya estando en la sede de gobierno provincial, se da ese encuentro entre Castillo Aguasvivas y don Cibao, de esa reunión salieron resultados inesperados, porque la funcionaria estatal dispuso a través de instituciones ligadas a la reparación y construccion de viviendas, que a don Cibao le sea reparada su casa por parte del presidente de la República Luis Rodolfo Abinader Corona.

De esta manera terminamos este texto, poniendo de manifiesto el trabajo duro de un hombre que dio lo mejor de sí y que un día cualquiera sin proponérselo encontró un bálsamo en una funcionaria que funciona; que reconoce el esfuerzo de los hombres de trabajo.

Saludamos con cariño a don Cibao, quien a lo largo del tiempo a través del sacrificio y el trabajo arduo pudo llevar a puerto seguro a su familia.¡Enhorabuena!
¡Si ombe si!

Comentarios de Facebook

Compartir

Obras Publicas
error: Contenido protegido