Tuesday 19 de October 2021
banner header too PUNTA CATALINA

Compartir

Jarabacoa lucha amparada en su mágica belleza

8 septiembre, 2021

 

Que la comunidad siga desarrollando sus acciones cívicas y articulando grupos sociales, de productores, de maestros, de estudiantes, de líderes religiosos y de los miembros de esa comunidad residentes en la gran urbe y en el exterior

Por Rafael Nino Feliz

Nadie tiene duda de la belleza y el atractivo ambiental y ecológico de Jarabacoa, pero tampoco hay duda de que su medio ambiente está altamente amenazado, más allá de lo que las autoridades y el país piensan. El verdadero sector ambientalista sí lo conoce bien y la defiende a como dé lugar. Debemos defender a Jarabacoa a cualquier precio. Su belleza es única, y el país y el mundo lo saben; por tal razón, dominicanos y ciudadanos de otros países hermanos han decidido vivir, temporal o permanentemente, en sus tierras para toda su vida.

En el propio corazón de Jarabacoa hay una amenaza al medio ambiente, y la comunidad se ha levantado para defenderlo. Se trata de la destrucción de un importante bosque en la comunidad de Los Capacitos. Diez mil metros cuadrados de bosque, donde nacen varios ríos, no es cosa pequeña. La gente de Jarabacoa se ha levantado y está de pie y el país está en el deber supremo de respaldar a esa comunidad y a su colectivo que defiende su medio ambiente.

La comunidad de Los Capacitos, a través de su Junta de Vecinos, en Asamblea celebrada recientemente, en un documento, del que tenemos copia, se opone a los permisos otorgados a una empresa que ha afectado una zona boscosa de miles de metros cuadrados y que, según los comunitarios, dicha empresa tiene fines expansionistas, y sus proyectos -privados o particulares- afectan el medio ambiente de la zona; y muy especialmente a varios ríos. Estas declaraciones están contenidas en una comunicación enviada a las autoridades ambientales del país.

Los comunitarios, y la asociación que los agrupa, acusan a las autoridades locales de violar de manera inconsulta, irregular y violatoria, todas las normas ambientales y la Ley 64-00. Alegan, además, que el bosque fue afectado en los años 90 por la misma empresa, pero que, esta vez, ha ido cambiando de nombre y con sus acciones de desforestación ha secado dos ríos, así como ha producido la reducción del caudal de otras tres fuentes de agua.

Es necesario que la comunidad siga desarrollando sus acciones cívicas y articulando grupos sociales, de productores, de maestros, de estudiantes, de líderes religiosos y de los miembros de esa comunidad residentes en la gran urbe y en el exterior, a fin de lograr su justo reclamo. ¡No hay de otra!, como bien dice nuestro pueblo en su cotidianidad

Comentarios de Facebook

Compartir

Obras Publicas
error: Contenido protegido