LocalesReportajes

Darys Estrella Mordán, hija de Ocoa

Por Darys Estrella Mordán

Nací como la primera de cuatro hermanos el 15 de mayo de 1969 en el hospital público de San José de Ocoa. Hija de los señores Alberto Estrella e Ivelisse Mordán. De mi padre, aprendí la integridad, y el don de servicio. De mi madre aprendí a confiar 100% en mí misma. Ser madre de tres jóvenes me llena de orgullo. Mis hijos me inspiran, y me impulsan a cada día dar lo mejor de mi para servir y construir una mejor República Dominicana para las presentes y futuras generaciones.

Mi infancia, aunque plagada de desafíos económicos, estuvo llena de amor y cariño. Con apenas diez años, me trasladé a Santo Domingo, viviendo allí hasta los diecisiete, momento en el que decidí emprender un viaje que cambiaría mi vida: emigré a Nueva York en busca de nuevas oportunidades.

Mi carrera profesional:

Graduada en Maestría en Administración Pública de la Universidad de Harvard, Maestría en Administración de Empresas de la escuela de negocios de la Universidad de Michigan y Licenciatura en Estudios Latinoamericanos de Vassar College.

Tras graduarme de Vassar, decidí adentrarme en el exigente mundo de las finanzas, sumándome al equipo de Deltec Asset Management, donde me encargué de realizar análisis político y económico de la región Latinoamericana hasta el año 2000. A la temprana edad de 27 años, ya portaba con orgullo el título de vicepresidenta en uno de los sectores más competitivos a nivel mundial. En 2002 ingresé como empleada en Goldman Sachs, donde dediqué cinco años de mi carrera al trabajo en el departamento de Renta Fija y Commodities, lo que constituyó para mi una gran escuela, una universidad.

En 2007, se me presentó el desafío de regresar a la República Dominicana para liderar la Bolsa de Valores (BVRD), siendo la primera mujer en Latino América en ocupar dicha posición. Este reto lo asumí con compromiso y dedicación. Durante mi paso por esta, luché constantemente por la democratización y profesionalización de la institución. Después de cinco años allí, me uní al equipo de INICIA como responsable de la Sostenibilidad Empresarial del portafolio de la familia Vicini en República Dominicana.

En el 2018, asumí la presidencia del Instituto Cultural Domínico-Americano, segunda mujer que asume esta posición en los 72 años de existencia de esta institución. He compartido mi conocimiento y experiencia en muchos países, entre ellos: España, Estados Unidos, Panamá, Colombia, Argentina, Perú, Myanmar, Suiza y Dubai.

He impartido conferencias en reconocidas organizaciones como las Naciones Unidas y el Foro Económico Mundial, en el Banco Central de la República Dominicana y en empresas de renombre como Colgate, Bepensa y Humano, además de numerosas instituciones educativas. Mis enseñanzas se centran en el empoderamiento personal, particularmente para las mujeres, cubriendo tanto aspectos económicos-financieros como de liderazgo.

Desde el 2017, he trabajado para inspirar a otros a propulsar sus vidas a una nueva dimensión, incluso publicando mi libro «El Hierro que Forjó a la Dama» en 2017. También he sido columnista para la Revista Forbes, la Revista Contacto y un segmento semanal en El Despertador de Servicio Informativos Nacionales (SIN).

Mi compromiso social:

Nunca dejé de lado mi compromiso con la comunidad dominicana. Desarrollé un trabajo notable desde la Junta Directiva del Centro de Desarrollo para la Mujer Dominicana (Dominican Women Development Center) en Nueva York. Fui también fundadora de la organización Dominicans on Wall Street (DOWS) y del Dominican American Professional Alliance.

Mi compromiso con el servicio a los demás nace de la influencia de mi padre, quien trabajó como voluntario en San José de Ocoa, junto al Padre Luis Quinn ayudando a los campesinos en la reparación y construcción de sus viviendas, alfabetizando a niños y adultos, y reforestando montañas. Así crecí, rodeada de ese ejemplo de dedicación y trabajo comunitario. Esta vocación de servicio se refleja claramente en mi carrera profesional y se manifiesta en las charlas motivacionales que brindo con el objetivo de empoderar a la comunidad, inspirarla y transmitirle la confianza de que tienen la oportunidad de prosperar.

Darys en la política:

Mis ansias de mejora me llevaron a reflexionar sobre cómo lograr cambios efectivos en la sociedad dominicana y regresé a la República Dominicana en busca del próximo desafío a vencer, ganar la senaduría de mi provincia natal, San José de Ocoa.

Me convencí de que llevar a cabo mi compromiso desde una posición de poder político me permite incidir más directamente en las soluciones a los problemas que nos aquejan como sociedad, y que nos limitan el desarrollo. De esta manera, puedo contribuir de

forma más efectiva a la construcción de una República Dominicana más justa y mejor preparada para continuar el camino de progreso y el desarrollo sostenible.

Represento también una garantía ética para la administración transparente de los fondos públicos y el poder que ostentaría. No sólo poseo la capacidad, sino también las intenciones correctas. Mi anhelo es representar a cada habitante de Ocoa, legislar para todos, fiscalizar el poder del ejecutivo.

Lineamientos generales de mi propuesta legislativa.

Economía:

Fomentar la diversificación económica mediante la promoción de industrias alternativas

y la atracción de inversiones en otros sectores estratégicos a través de políticas para identificar incentivos y programas de apoyo a la inversión, promoción de la colaboración entre sector público y privado. Esto estaría orientado a la mejora de la calidad de vida de la población (educación, la salud, el acceso a servicios básicos como el agua potable y saneamiento) y el fortalecimiento de la gestión ambiental.

Educación para el desarrollo:

Promover una profunda reforma educativa mediante políticas que aseguren la mejora de la calidad y universalidad de la educación en todos los ciclos, el fomento a educación técnico/profesional, inversión en formación docente, innovación tecnológica y emprendimientos, mejora de la infraestructura escolar, educación ciudadana en valores y derechos.

Igualdad de derechos:

República Dominicana presenta la tasa más alta de embarazos adolescentes en América Latina y la segunda tasa más alta de feminicidios en la región. Nuestras niñas y mujeres merecen ser protegidas. Desde el senado trabajaría para promover una política integral de prevención y atención de la violencia, así como programas dirigidos a aumentar el emprendedurismo femenino, y acceso al crédito.

Institucionalidad:

Fortalecer e impulsar un marco legal y normativo que asegure una eficiente fiscalización de los fondos públicos, transparencia y rendición de cuentas, así como promover la participación ciudadana en la toma de decisiones y en la definición de las políticas públicas que afectan su vida cotidiana. De igual modo, trabajar para una efectiva y eficiente reforma del Estado y separación de los poderes públicos.

Redacción El Ocoeño

El sitio informativo de la comunidad ocoeña en el mundo. Periódico líder de San José de Ocoa y la Región Sur dedicado a historias y noticias generales.
Botón volver arriba
error: Contenido protegido