LocalesReportajes

De las adversidades a la acción solidaria: la historia de Yudelis Méndez

Su vocación de servicio le ha permitido realizar una gran labor social en beneficio de los ocoeños y la comunidad dominicana

Freddy Ortiz Pujols
San José de Ocoa

La vida de la dirigente comunitaria ocoeña Yudelis Mendez ha estado marcada por situaciones de salud que han puesto a prueba su capacidad de resiliencia para sobreponerse a las adversidades.

Nació el 19 de julio de 1967 con un pronóstico medico poco esperanzador y de inmediato se le detectó una grave infección conocida como toxoplasmosis, (la cual personas contraen esta infección por comer carne poco cocida, y se cree fue infectada durante el embarazo de su madre) que le afectó la visión en los ojos de manera significativa.

Ya eso preocupaba a sus familiares y es hasta que el periodista ocoeño periodista Ramón Minyetty, quien era vecino de Yudelis, diera a conocer su caso mediante una publicación en el periódico El Nacional en el 1968, el cual generó que fuera contactada por la embajada de Estados Unidos, con la condición de que para otorgarle el visado se necesitaba un diagnóstico médico que hizo el fenecido doctor Norman De Castro.

Ese proceso se tomó alrededor de tres meses para tener su visado y llegar a los Estados Unidos a los 16 años. También recibió otro diagnóstico: la imposibilidad de ser madre. Sin embargo, hoy es madre de dos saludables hijos, Cathy de 31 años y Ronny de 33 años.

“Para mucha gente es un milagro que yo tenga hijos, mis hijos nacieron bien gracias a Dios, todavía me sale positiva la bacteria, pero no activa. Tengo una fe inquebrantable con Dios, y mucho amor para el prójimo. He tenido muchas caídas, pero he sabido levantarme”, narra Méndez con la humidad que le caracteriza y quien se ha destacado a lo largo de los años por su vocación por ayudar a los más vulnerables con donaciones y otros apoyos.

“Siempre me ha gustado ayudar, nací con eso en la sangre”, agrega la residente en los Estados Unidos pero que se declara “una eterna enamorada de su pueblo y de su gente en San José de Ocoa”.

La actividad social se identifica con la sencillez y sin amor al dinero, dice que si algún dÍa logra acumular riqueza sería para garantizarle una mejor calidad de vida a los que deambulan en las calles.

“Cachan, Yenny me conmovían, si algún día tuviera dinero, es para ayudar ese tipo de personas, con cuidados médicos y viviendas”, manifiesta con una carga de emotividad y con sentido humano.

Resalta que sus fallecidos padres Buenaventura Méndez Bautista y María Dolores Medina, le inculcaron la ética y a los buenos valores, como la sensibilidad y amor al prójimo.

“Me siento muy feliz de poder ayudar, lo poquito que Dios me ha dado. Los valores que me dieron mis padres, son la mayor riqueza. Mi familia es mi vida”, reitera que siempre busca practicar el bien, la humidad, gratitud y lealtad, los cuales dice son de los más grandes valores humanos.

Covid-19

Otro momento difícil en su vida fue al contagiarse del virus del COVID-19

“Creía que no iba amanecer viva, me hizo daño en el área cardiovascular, no quise ir al hospital, porque sabía que me iban a intubar”, afirma estar contando la historia gracias a un milagro de Dios y al apoyo del doctor ocoeño Ángel Rafael González Medina (Chicho) por el tratamiento médico que le recomendó seguir.

En los Estados Unidos ha trillado el camino del trabajo honrado, que le ha permitido lograr codearse con empresarios y figuras políticas de alto nivel, para gestionar ayudas y equipos médicos como son: muletas, bastones, sillas de rueda y fármacos, los cuales ha donado al hospital y al Hospicio San Antonio de Padua, en Ocoa. Además de que su labor social no solo ha ido en beneficio de los ocoeños, sino también de la comunidad dominicana residente en Estados Unidos.

Defensora del medio ambiente

También ha librado varias luchas en favor de los agricultores ocoeños, siendo una voz para defender a comunitarios de La Horma, y evitar el desalojo de decenas de familias que viven de la agricultura en esa zona.

Cargos

Es la presidente fundadora de la organización social Trayectorias de Impacto, en San José de Ocoa; Fundadora ejecutiva de “Amando al Prójimo”, en el Bronx, NY organización sin fines de lucro desde la que se distribuyen donaciones, equipos escolares y médicos para personas necesitadas en la República Dominicana.

Ha ocupado posiciones de relevancia como es la de secretaria, directora de Relaciones Públicas y vicepresidenta de la Asociación de Ocoeños Ausentes USA, Inc., además de pertenecer a otras instituciones de servicios y de mantener una estrecha relación de amistad con destacados empresarios y políticos de Nueva York

Redacción El Ocoeño

El sitio informativo de la comunidad ocoeña en el mundo. Periódico líder de San José de Ocoa y la Región Sur dedicado a historias y noticias generales.
Botón volver arriba
error: Contenido protegido